Return to site

¿Eres socialmente inteligente?

· emociones,goleman,Liderazgo

Hace ya unos años Daniel Goleman sacudió al mundo con su libro ‘Inteligencia Emocional’, en el cual nos enseña la importancia de distinguir tus propias emociones, como así también, las emociones de los demás y nos comenta la imperiosa necesidad de gestionarlas de manera efectiva. A partir de entonces, esta competencia se ha vuelto clave y hoy en día es de vital importancia para que seas exitoso en cualquier ámbito de tu vida.

En este momento, te quiero compartir el concepto de Inteligencia Social, que Goleman nos presenta en su nuevo libro.

Para que se entiendas de que se trata, nada mejor que un buen ejemplo:

Tres adolescentes de doce años se encaminan hacia un campo de fútbol para asistir a una clase. Delante va un muchacho regordete seguido de otros dos de aspecto atlético que se burlan de él.

-¿Así que vas a tratar de jugar al fútbol?- pregunta uno de ellos, en tono despectivo, en una situación que bien puede desembocar en una pelea.

El chico rechoncho cierra entonces los ojos unos instantes y respira profundamente, como si estuviera preparándose para un enfrentamiento. Pero luego se dirige a los demás con voz tranquila y serena diciendo:

- Sí, ya sé que no juego muy bien al fútbol, pero aun así voy a intentarlo - y luego, tras una breve pausa, agrega:

- ¡Me parece fantástico que sepan jugar bien al fútbol! A mí también me gustaría jugar tan bien como uds. Quizás, si sigo entrenándome, acabe consiguiéndolo.

- La verdad es que no juegas tan mal - responde entonces el primero, completamente desarmado, en un tono muy afectuoso.

- Si te interesa quizás pueda enseñarte algunas cosas.

Este breve episodio constituye un ejemplo magistral de inteligencia social en acción que puede acabar convirtiendo en una buena amistad lo que podría haber generado una pelea.​

Y es que nuestro héroe supo manejar la situación conservando la serenidad. Se resistió a reaccionar al sarcasmo y acabó llevando a sus ofensores hacia un terreno más amable. Se trata de un ejemplo de una especie de jiujitsu emocional aplicado al mundo de las relaciones, que tiene el poder de transformarlas en forma positiva.

Para concluir, te dejo la siguiente frase:

‘Existe un espacio entre el estímulo y tu respuesta, y en él, reside toda tu libertad’.​

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OKSubscriptions powered by Strikingly