Return to site

La fórmula del éxito (Q + C = R)

· efectividad,manejo del tiempo,Desarrollo,priorizar,Felicidad

Existen cientos de técnicas para ser más eficiente, para hacer las cosas más rápido. Existen libros enteros, cursos, talleres, etc. Sin embargo, cuando las comienzas a utilizar, al principio parecen funcionar pero luego de un tiempo todo vuelve a ser como antes.

¿Entonces qué hacer? ¿Cómo salir de la trampa? ¿Cómo obtener resultados?

Te voy a mostrar una receta que puedes aplicar para ser más efectivo y obtener resultados en tu vida.
El primer secreto que tienes que tener en cuenta, es que lo importante no es ‘Cuántas’ cosas haces, sino ‘Qué’ cosas haces. Precisas pasar del CUANTO al QUE.

‘Nada es más inútil que hacer en forma eficiente algo que no deberías estar haciendo en absoluto’. Peter Drucker

Es por ello, que antes de aplicar alguna nueva técnica de manejo de tiempo, te propongo que te hagas la siguiente pregunta:

¿Lo que estoy haciendo va a generar un impacto positivo en mi vida o en la de los demás?​

Si la respuesta es sí, sigue adelante y aplica la técnica más apropiada para hacer la tarea de la manera más eficiente. Si la respuesta es NO, si es posible, deja de hacer esa actividad o si no puedes, busca la manera de delegarla.

En este tema ‘menos es siempre más’, hacer más cosas te da la falsa sensación de ser productivo, pero existe una diferencia enorme entre estar ocupado y ser efectivo. Si no haces las cosas importantes, no vas a obtener resultados en tu vida por más esfuerzo que hagas.

En nuestros talleres de liderazgo, siempre nos hacemos una pregunta que va en ese mismo sentido. Cuando no sientas que estas siendo productivo, pregúntate:

¿Qué es lo mejor que puedo hacer en este momento? ¿Cuál es el mejor uso de mi tiempo ahora mismo?​

Esto no quiere decir que precises hacer algo esencial en todo momento, quizás la respuesta sea leer, llamar a un cliente o responder un email, etc. pero esta pregunta te sitúa en una excelente posición, te da poder. Te pones en acción, haces lo que has decidido y pones 100% de tu foco en ello.

El poder del foco es clave, cuando estés realizando lo que decidiste, ten un foco absoluto en eso, no estés pensando en tu próxima tarea.

Entonces, podemos deducir que el segundo secreto para tener una vida próspera es estar presente en lo que haces, es enfocarte en la calidad, en el ‘cómo’ estás haciendo las tareas.

El esquema del éxito sería el siguiente: Define la tarea adecuada y comprométete a realizarla en forma excelente.

Es ahí donde reside toda la fuerza, es ahí donde haces toda la diferencia y es ahí donde vas a encontrar todos tus resultados.

Autor: Esteban Coluccio

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OKSubscriptions powered by Strikingly